side-area-logo

¿Te ha pasado qué, después de un divertido día con tu hijo en la piscina regresa a casa con un fuerte dolor de oído? Cuidado, pude estar presentando un caso de otitis.

Debido a que las trompas de Eustaquio, un pequeño tubo que conecta la garganta con el oído medio, son más cortas en los niños, la mucosidad puede pasar fácilmente a través de la nariz al oído, provocando la infección.

Los síntomas principales de esta inflamación son:

  • Dolor muy fuerte en uno o ambos oídos. Suele ser agudo y punzante.
  • Fiebre mayor a 38 grados.
  • Supuración de líquido a través del oído
  • Malestar general
  • Pérdida de apetito
  • Dificultades de audición

En el caso de los bebes, entre sus síntomas presentan irritabilidad, llanto y problemas para dormir.

Es importante destacar, que esta enfermedad es, junto al resfriado, la más común durante la infancia, sobre todo en niños menores de 3 años, y que sus síntomas también varían de acuerdo a su tipo.

La otitis aguda es la más frecuente y suele desarrollarse rápidamente. Afecta el aparato respiratorio. Suele presentar síntomas de tos, por lo que se convierte en una enfermedad infecto-contagiosa, mientras que la subaguda, presenta exudado o líquido que sale del conducto en el que se encuentra contenido. Tiene síntomas muy leves y después de tres meses, la enfermedad puede convertirse en una enfermedad crónica.

Si esta enfermedad afecta la piel que recubre el conducto auditivo externo, suele conocerse como otitis externa, y generalmente se produce por deportes acuáticos, sudoración excesiva, ausencia de cerumen, traumatismos o introducción de bastoncillos o cualquier otro objeto en el oído.

Esta enfermedad suele tratarse con antibióticos durante 10 o 14 días, sin embargo, dependerá del tipo de otitis que el paciente presente.

Después de 48 horas de tratamiento, los síntomas deberían mejorar o desaparecer, por eso es importante visitar un especialista en el área de la medicina, para que examine al paciente con un otoscopio donde se podrán ver las zonas afectadas, enrojecidas, líquido en el tímpano o perforaciones.

Este procedimiento es importante para poder diagnosticar una otitis y poder colocar el tratamiento adecuado al paciente.

Recommend
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • LinkedIN
Share
Tagged in
Leave a reply